Salmos 119:108 diario Entrega

  Salmo 119:108 RV Acepta, te ruego, las ofrendas voluntarias de mi boca, oh Jehová, y enséñame tus juicios.
  Es oh, tan fácil dar las gracias y alabar a Dios cuando todo va bien.Se trata casi de manera natural para darle las gracias por las bendiciones que son tan claras y evidentes.Indiscutible gracias yous flujo de nuestros corazones como si se les debía toda clase de bienes que cubre la cabeza.Pero de repente las nubes, enojado negro llenan los cielos, el camino se convierte en un pantano de barro, sus curvas afiladas menos protegidos.Nuestros pies fríos y húmedos calzados con zapatos desgastados son dolor.La gracia a la carga que parece desvanecerse y la Presencia Celestial ahora parece ausente deja en su lugar un vacío frío y vacío de la incertidumbre.
   Es en esos momentos que la alabanza se convierte en la oferta de libre voluntad de la boca.En esos momentos, alabando y dando gracias a Dios requiere un espíritu de humildad que se quema por completo el orgullo de nuestra propia voluntad y programas inteligentes en el altar de Su.Es en esos momentos, mi amigo, que los espíritus de la alabanza, la humildad y sometimiento se ponen a prueba.
  A continuación, someterse a Él en humildad total y profundo silencio.En la humildad frente a la belleza y la sabiduría final de su inescrutable voluntad, en silencio como el gran Maestro del universo se inclina desde su trono para enseñarnos grandes lecciones de los tesoros de la oscuridad, las riquezas de los lugares secretos (Is 45:3).
  Alabadle en la Alabanza frío Él en el sol.Y cuando la lluvia de su alabanza no se ejecutan.
  Alabarlo cuando estás triste Cuando su corazón lleno de alegría y cuando en el llanto Que su alabanza todavía te llene.
  Usted sabe que puede vivir, eso también te puede morir, pero en conocidos y desconocidos Su alabanza nos eleva alta.
  Así que elogios para los últimos días también elogios para mañana Y si llueve el día de hoy, su Praisell ahoga su dolor.
  Heb 13:15 Por lo tanto, vamos a ofrecer el sacrificio de alabanza a Dios continuamente, es decir, el fruto de labios que confiesan su nombre.
  Patrick Lumbroso Para los números anteriores de la dedicación diaria a mi blog en: http://hearthstoneministries.blogspot.com/
   
 

Usted también podría estar interesado en